Es de Justicia: Productos bancarios

José Pedro Gómez-Cobo, Presidente de Euriux Abogados conduce desde hace unas semanas una serie de programas de índole jurídica en el canal digital SoriaTv titulada: “Es de Justicia”
Cada jueves tendremos la oportunidad de analizar desde una visión legal, temas que a todos nos preocupan y son de máxima actualidad. Con este espacio televisivo se pretende acercar lo cotidiano al mundo jurídico, ya que según palabras de nuestro experto “todo lo que ocurre en nuestra vida y a nuestro alrededor tiene relación directa con la justicias. En una o más fases, antes o después, las consecuencias, la duda ante la legalidad o no y la necesidad de apoyo jurídico llegará”. En Euriux-Abogados seguimos atentamente los temas tratados cada semana para irlos recogiendo en nuestro blog de forma periódica.

El primer espacio televisivo estuvo dedicado a tratar la problemática de algunos productos bancarios que él mismo definía como “complejos”, debido al impacto social y económico que han sufrido miles de familias en nuestro país y las múltiples reclamaciones judiciales y extrajudiciales que se han producido en relación a ellos por parte no sólo de particulares, sino también por parte de pequeñas y medianas empresas.

Dejando al margen el polémico tema de la “clausula suelo” José Pedro Gómez-Cobo se refiere a otro tipo de productos, a fin de ver cómo afrontar los problemas que han derivado de ellos, causados en gran medida por haberse comercializado de forma masiva productos de alto riesgo, y por qué no decirlo, sin seleccionar el tipo de perfil al que iban dirigidos, teniendo en cuenta que el perfil medio del consumidor que ha adquirido este tipo de productos financieros es, a todas luces, una persona conservadora a la que ni le gusta ni conocía el riesgo derivado de este tipo de productos.

Uno de los problemas viene en gran parte por aquel clausurado que no se comenta alegremente con los clientes y que, a pesar de constar por escrito en un contrato, falta un conocimiento exhaustivo de dichas condiciones por parte de los firmantes.

El caso más sonado, tanto por sus nefastas consecuencias para la economía española como por el impacto social que ha generado ha sido el caso de Bankia, entidad en su momento de reconocido prestigio en el ámbito nacional y que con su salida a bolsa comenzó a comercializar un gran número de acciones bajo una clara premisa de futura revalorización de las mismas. Nada más lejos de la realidad, el valor de las acciones de Bankia acaba por desplomarse y miles de suscriptores de las llamadas participaciones preferentes son testigos de cómo sus participaciones van perdiendo valor en picado hasta valer poco más que papel mojado.

Al igual que Bankia otras muchas entidades bancarias también se han tenido que enfrentar a multitud de reclamaciones y posteriormente numerosas sentencias en favor de los reclamantes emitidas en los juzgados españoles, incluyendo sentencias del Alto Tribunal sentando una sólida jurisprudencia y cuya doctrina se basa fundamentalmente en la falta de veracidad de los folletos informativos, la irrealidad de los resultados que se ofrecían al consumidor y un complejo análisis de un elemento fundamental de los contratos: el consentimiento. Consentimiento que califican las Sentencias de viciado y que por tanto da lugar a la anulación de dicho contrato por perder uno de los tres requisitos fundamentales (causa, objeto y consentimiento).

Analizado el pasado, toca mirar al futuro, ante el cuál Jose Pedro Gómez-Cobo nos alerta y nos da las claves para estar a salvo de este tipo de productos financieros: Una alta dosis de prudencia y ante la duda, asesorarse y consultar a un buen profesional para en su caso poder estimar la consecuente reclamación.

Para visualizar el vídeo completo del programa:

Es de Justicia: Productos bancarios

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on Google+

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *